Síndrome metabólico

Síndrome metabólico
Ciertas variables juegan papeles importantes en la probabilidad de que una persona padezca enfermedades cardiovasculares. Estas variables se denominan «factores de riesgo». Algunos de estos factores de riesgo cardiovascular ocurren juntos en ciertas personas. Esta conjunción de factores de riesgo se llama «síndrome metabólico». El síndrome metabólico también se llama «síndrome de Reaven», «síndrome de resistencia a la insulina» o «síndrome metabólico X».

Las personas con síndrome metabólico tienen una conjunción de los siguientes factores de riesgo:

Obesidad central
Diabetes
Altos niveles de triglicéridos y bajos niveles de lipoproteínas de alta densidad.
Alta presión sanguínea
Las personas con síndrome metabólico tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco o enfermedad coronaria.

¿Qué causa el síndrome metabólico?
Los investigadores creen que el síndrome metabólico es una enfermedad genética, es decir, se transmite en los genes de una familia, de una generación a la siguiente.

En las personas que padecen enfermedades caracterizadas por la resistencia a la insulina, como diabetes e hiperinsulinemia, las posibilidades de tener síndrome metabólico son mayores. La diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo no puede producir o responder bien a la hormona insulina. La hiperinsulinemia es una enfermedad en la que se bombean grandes cantidades de insulina al torrente sanguíneo.

Cuando hay mucha insulina en el torrente sanguíneo, el riesgo de sufrir un ataque cardíaco aumenta, porque la insulina:

Elevar los niveles de triglicéridos.
Reduce los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL o «colesterol bueno»).
Eleva los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o «colesterol malo»).
Hace que sea más difícil para el cuerpo eliminar las grasas de la sangre después de comer.
Elevar la presión arterial
Aumenta el riesgo de formación de coágulos.
Entre el 10 y el 30 por ciento de los estadounidenses tienen algún grado de resistencia a la insulina.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome metabólico y cómo se diagnostica esta enfermedad?
Los pacientes que tienen síndrome metabólico rara vez tienen síntomas. Sin embargo, ciertos signos pueden llevar al médico al diagnóstico de síndrome metabólico.

Los médicos pueden verificar los niveles de colesterol HDL y triglicéridos, la presión arterial y el peso corporal, que son signos de advertencia del síndrome metabólico. También se pueden hacer análisis de sangre para medir los niveles de glucosa e insulina en sangre.

¿Cómo se trata el síndrome metabólico?
Dado que el síndrome metabólico es un conjunto de afecciones, el tratamiento comienza abordando las afecciones subyacentes. Por lo tanto, si el paciente tiene diabetes, hiperinsulinemia, colesterol alto o presión arterial alta, debe ponerse en manos de un médico para controlar estas enfermedades. Hacer ejercicio y perder peso son esenciales para mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir la presión arterial y los valores de colesterol.

En ciertas ocasiones, el síndrome metabólico puede tratarse con medicamentos, pero el médico le pedirá al paciente que haga cambios en su estilo de vida, incluyendo comer alimentos adecuados, evitar dulces, dejar de fumar y consumir menos alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *